MATERIALES AGLOMERANTES


Son materiales con propiedades adhesivas que, amasados con agua, fraguan primero y endurecen después. Los más importantes son:

  • Cal: producto resultante de la descomposición de las rocas calizas (CaCO3). Tras pasar por las `caleras´ (hornos) se obtiene cal viva que origina con agua y origina hidróxido de calcio. La cal se endurece y actua como aglomerante, y se llama `aérea´ y puede dar lugar a grietas. En Canarias aún existen `caleras´, pero ya no se utilizan porque en los 60 la cal fue sustituida por el cemento.

  • Yeso: se obtiene a partir de piedras de yeso de canteras de superficie. Se tritura y se cuece a 450º para des hidratarlo. Es barato porque no requiere mucha energía. Se adhiere muy bien (menos a la madera) y en elementos férricos provoca oxidación. Absorbe mucha humedad, y puede ser: negro (paredes no vistas), blanco (mayor pureza y paredes vistas) y escayola (decoraciones).

  • Cemento y hormigón: el cemento endurece una vez que se le ha añadido agua y se ha dejado secar, teniendo buena resistencia. El más conocido es el cemento Portland, que fragua cuando se mezcla con agua. Su frabicación consta de 3 fases:
- Preparación del crudo: la materia se tritura, se muele y se mezcla.
- Calcinación: la mezcla se calcina en un horno a unos 1400º. Se forma clínquer (masa de granos duros), que se enfría y se almacena.
- Molienda: se muele el clínqer añadiéndole yeso. Luego se almacena y se envasa en sacos o se transporta en cisternas.

Las características del cemento son: baja resistencia a la tracción pero alta a la compresión, y baja relación coste/peso. Se usa mezclado con áridos, en forma de mortero, junto al hormigón...

El hormigón es la mezcla cemento, arena y agua junto con grava. Es muy resistente a la compresión, pero no a la tracción, y para mejorarlo, se recurre a:
- Hormigón armado: se obtiene añadiendo barras de acero al hormigón. Esto hace imposible la oxidación del acero. Como esta unión es puramente mecánica, es conveniente que las barras estén retorcidas o tengan salientes superficiales, incrementando la adherencia y evitando el deslizamiento. La obtención de estructuras de hormigón armado se realiza de la siguiente manera: se dispone de un encofrado o molde con la forma del elemento de construcción que se desea conseguir, se introduce en él la armadura de acero y se vierte el hormigón fresco en el interior del encofrado de modo que recubra y envuelva la armadura. Cuando el hormigón ha fraguado se retira el encofrado y se obtiene el elemento.
- Hormigón pretensado: es necesario cuando las fuerzas de tracción son muy grandes, con lo que el hormigón se rompe. Para mejorar la resistencia, hay que tensar las barras de acero, consiguiendo la ventaja de que el hormigón resiste a grandes fuerzas.

Esta imagen muestra el proceso de endurecimiento del cemento.

external image cemento_seco_01.jpg



indice